Comision presidencial ucv

La UCV del 23 de enero de 1958

Es noviembre de 1957. El dictador Marcos Pérez Jiménez se dispone a extender su permanencia en el poder mediante un plebiscito enmarcado en la constitución que, en 1953, elaboró su propio gobierno.

 

Los estudiantes de la Universidad Central de Venezuela (UCV) saben que esta jugada electoral de la dictadura es solo una artimaña del general para mantenerse en la silla presidencial. Entonces, organizan la manifestación de su descontento.

 

Durante largos meses, la UCV se ha involucrado con las organizaciones civiles que pujan por el fin de la dictadura. Más específicamente, la casa que vence las sombras, “fue un centro de conspiración civil”, apunta el historiador Alberto Navas, cronista de la UCV. Desde el recinto universitario, añade, “profesores y estudiantes publicaron comunicados” en contra de la represión.

Protestas previas

La relación entre la dictadura y la UCV sufría un franco deterioro, producto de la inconformidad de estudiantes y profesores frente a la represión del gobierno dictatorial. Para añadir más leña al fuego, Marcos Pérez Jiménez impuso un ‘Consejo de Reforma’ que, en febrero de 1952, remueve a todas las autoridades universitarias y expulsa a un gran número de profesores y estudiantes.

 

“Como consecuencia de ello hubo violentas protestas estudiantiles contra las autoridades impuestas y las clases fueron suspendidas indefinidamente” (1)

 

Profesores y estudiantes, entonces, ya se habían incorporado a la lucha contra el dictador, por lo que la protesta del 21 de noviembre se interpreta como una “respuesta a los resultados del plebiscito organizado por el gobierno el 4 de noviembre de aquel año y que daban triunfador a Pérez Jiménez (…) las acciones estudiantiles no se limitaron a la UCV, sino que se extendieron a la Universidad Católica Andrés Bello y a la Universidad de los Andes”. (2).

Inicio de la reacción civil

Para el 21 de noviembre de ese año, 1957, la universidad sería sede del primer Congreso internacional de Cardiología. El Frente Universitario, que nucleaba a las organizaciones políticas de los estudiantes, planifica tomar ese escenario para dar a conocer su descontento.

 

Algunos integrantes del frente, como “Jesús Carmona, Chela Vargas, Julio Escalona, Ramón Espinoza, Alfredo Maneiro, Antonio José Urbina, JR. Núñez Tenorio, Rafael Martínez, Carlos Olivares, Jesús David Garmendia, Francisco Liendo, Rodrigo Mora, Gregorio Lunar Márquez” (3) y otros, agitan a los estudiantes para acompañar la protesta.

 

La del 21 de noviembre de 1957 fue, en opinión del cronista de la UCV “la gran protesta estudiantil, reprimida por la Seguridad Nacional” como paso previo al cierre de la universidad y el encarcelamiento de decenas de estudiantes, algo que enardeció aún más las manifestaciones contra el dictador.

Figuración ucevista

Para el historiador Lionel Muñoz Paz, director del Instituto de Estudios Hispanoamericanos de la UCV existe, en la resistencia contra la dictadura de Marcos Evangelista Pérez Jiménez una “figuración histórica” por parte del movimiento estudiantil ucevista.

 

Esta figuración, apunta Muñoz Paz, en la llamada resistencia, tuvo dos momentos. El primero, durante los años 1952 y 1953, cuando la dictadura cerró la Universidad Central de Venezuela. Mientras que, el segundo está directamente vinculado con los sucesos del 21 de noviembre de 1957.

 

“De los dos tiempos, el que más incidió en el desenlace del 23 de enero fue el segundo. No obstante, cabe destacar, que la primera oleada de protesta estudiantil contó con una participación masiva de los estudiantes en la lucha por los derechos democráticos. Hacia el 21 de noviembre de 1957, y en días posteriores, la participación estudiantil se inscribió más bien dentro del marco de actuación de la Junta Patriótica, organismo político que expresó la lucha unitaria de Venezuela en contra de la dictadura”, asegura Muñoz.

En enero de 1958, se registran varios días consecutivos de protestas, “decenas de ciudadanos, movilizados por los partidos políticos, organizaciones estudiantiles, gremiales y sindicales, encabezaron la resistencia para ejercer presión en la calle. La participación activa de la gente fue primordial para poner fin a la dictadura” (4).

 

Lo que ocurre después del 23 de enero, tras la caída del régimen militar y la inauguración de la democracia representativa “le abría un nuevo tiempo histórico a la universidad venezolana” (5).

1.  ROJAS R. 2022. Historia de la Universidad en Venezuela. Boletín de la Academia Nacional de la Historia. Edición Especial 300 años de la UCV. N° 417. P 232

 

2. Íbidem.

 

3.  GÜERES GONZÁLEZ G. 2012. Apuntes para una sucinta Cronología Política de Venezuela (Siglo.XX). En: https://es.scribd.com/doc/55053487/CRONOLOGIA-POLITICA-VENEZOLANA

 

4. Manuel Donís, 2019, citado por María José Rodríguez en “Cuatro lecciones sobre el 23 de enero de 1958”.

 

5. ROJAS R. 2022. Historia de la Universidad en Venezuela. Boletín de la Academia Nacional de la Historia. Edición Especial 300 años de la UCV. N° 417. P 233.

Gobierno Bolivariano

Contacto

Scroll al inicio