Comision presidencial ucv

Restauran Mural de Narváez en el Instituto Anatómico de la UCV

Francisco Narváez es más conocido por sus esculturas, pero en la entrada del Instituto Anatómico de la Universidad Central de Venezuela se encuentra una de las 11 obras de arte que realizó para la Síntesis de las Artes de la Ciudad Universitaria de Caracas, hoy Patrimonio de la Humanidad.

 

Como parte de los trabajos de rescate que adelanta la Comisión Presidencial para la Recuperación de la UCV, se inició la restauración de este mural por parte de los expertos Josennya Noroño y Douglas Hernández.

 

La obra Sin título / Estudio anatómico es un mural en cerámica esmaltada donde se puede visualizar a una mujer con el pecho descubierto y los brazos extendidos, así como un cuerpo sin piel y con los músculos expuestos, rodeados por hombres vestidos con batas y gorros médicos, que examinan las figuras, miran a través de un microscopio y tienen libros abiertos en sus manos.

“Hicimos primero el reticulado del mural, que son esas letras y números, para que sea mucho más fácil tanto la ubicación de las patologías, a partir de ahí estamos haciendo las pruebas de limpieza”, comentó Josennya Noroño, quien agregó, que entre las patologías diagnosticadas se encuentran diversas grietas que tienen que ver con un problema estructural del edificio, suciedad acumulada, presencia de pintura industrial, filtraciones, entre otras.

 

También determinaron que a este mural se le han aplicado acciones antropogénicas mal realizadas, como es el caso de las reintegraciones de piezas faltantes donde se usaron materiales inadecuados que comprometen la estética y el brillo de la obra.

 

“Uno de la de los principios fundamentales de la conservación y la restauración es la compatibilidad y reversibilidad, trabajar con materiales que sean compatibles con la obra, pero que presenten también garantía de que vaya a permanecer tanto estructural como estéticamente”, sostuvo Noroño, quien además afirmó que, si al paso de veinte años se descubre una nueva técnica, lo ideal es que los materiales aplicados ahora sean de fácil remoción.

Josennya Noroño es arquitecta restauradora nacida en Coro, estado Falcón, y parte de su formación ha sido en bienes muebles, con cursos a nivel de retablo, pintura de caballete y pintura mural.

 

Por su parte, Douglas Hernández es artista visual, especialista en murales y trabajo con las comunidades. Tiene amplia experiencia en pintura mural y es licenciado en conservaciones y restauración. Ambos expertos han recibido formación en Venezuela, Cuba, Colombia y Panamá.

 

“Somos paisanos y amigos, en Coro hicimos el primer curso de restauración de madera policromada y somos fundadores de la licenciatura en conservación y restauración de bienes muebles, que se dicta únicamente en Venezuela en la Universidad Francisco de Miranda”, expresó Hernández.

El mural diseñado por Narváez especialmente para el Instituto Anatómico fue una obra realizada en cerámica, que contó con la colaboración de la ceramista y escultora venezolana María Luisa Zuloaga de Tovar, cuyo trabajo y los resultados que logró con el funcionamiento de un horno hecho con ladrillos refractarios, son considerados por los especialistas como el inicio de la actividad de la cerámica contemporánea en Venezuela y le otorga el título de pionera de la cerámica artística y del arte del vidrio en el país.

Gobierno Bolivariano

Contacto

Scroll al inicio