Comision presidencial ucv

21 de noviembre de 1957: UCV abre la compuerta contra la dictadura

En 1952 la UCV continúa clausurada. Más allá de sus límites, el país observa con cautela la convocatoria a elecciones que ha hecho la Junta de Gobierno para conformar un Congreso Constituyente que otorgue soporte legal al régimen.

 

Los partidos de oposición, algunos ilegalizados y en la clandestinidad, condenan el llamado a elecciones considerando que se trata de “una farsa destinada a legalizar un régimen espurio” (1).

 

La elección se realiza el 30 de noviembre de 1952, con la participación de maquinaria política de la junta: el Frente Electoral Independiente (FEI), así como los partidos Unión Republicana Democrática (URD), Comité de Organización Política Electoral Independiente (Copei) y el Partido Comunista de Venezuela (PCV) que había sido ilegalizado.

El primer conteo de votos evidencia una mayoría de sufragios para URD y, por lo tanto, el mayor número de representantes al Congreso Constituyente. Rápidamente la Junta de Gobierno decide paralizar el escrutinio y unos días más tarde, 2 de diciembre de 1952, se consuma un tercer Golpe de Estado consecutivo y Marcos Pérez Jiménez se asegura el control del país. Luego se anuncia el triunfo del FEI la elección recientemente realizada.

 

La UCV deberá esperar hasta julio de 1953, para que el dictador Marcos Pérez Jiménez disuelva al Consejo de Reforma y reabra las puertas del recinto académico, no sin antes promulgar la nueva Ley de Universidades Nacionales. Un texto que reinstituye la potestad del presidente de la república para “el libre nombramiento y remoción de todos los funcionarios universitarios, incluso los profesores, a quienes se calificó de empleados públicos” (2).

Breve ablandamiento

A mediados de 1953, Pedro González Rincones, asume el cargo de rector de la UCV, que recientemente s e había mudado a la Ciudad Universitaria. En su gestión se promueve un acercamiento a los profesores y estudiantes, pero quizá lo más destacable es la reincorporación a sus puestos de trabajo de un nutrido grupo de los académicos, que fuesen destituidos o enviados al exilio por la dictadura militar.

 

El pueblo venezolano calibraba el anuncio de un plebiscito para reelegir a Pérez Jiménez en unas elecciones anunciadas para 1957.

 

Ese mismo año, el 21 de noviembre se produce una fuerte protesta estudiantil que, partiendo de la UCV involucró a otras casas de estudios superiores en una declaratoria de huelga.

“El 21 de noviembre de 1957 se verificó”, explica Lionel Muñoz Paz, director del Instituto de Estudios Hispanoamericanos de la UCV, “una manifestación estudiantil contundente en contra de la dictadura de Marcos Evangelista Pérez Jiménez”. No obstante, detalla. “esa protesta se dio en el contexto de los movimientos insurreccionales que durante todo ese año 57 dirigió la Junta Patriótica”, que expresaba la oposición de los partidos políticos en contra de la dictadura y a favor del restablecimiento de la vida democrática en Venezuela.

 

“Esa oposición de los partidos”, añade el historiador, “ahora actuando de manera unitaria, gracias a la política de unidad en la lucha contra la dictadura impulsada por el Partido Comunista de Venezuela, fue progresivamente asumida por otros sectores de la vida nacional”. Mientras que puertas afuera, en el contexto internacional la dictadura iba perdiendo los apoyos enérgicos que años atrás, sustentaron a Pérez Jiménez.

 

Esta huelga protagonizada en la UCV, estuvo precedida de una acción similar convocada por alumnos de los liceos Fermín Toro, Aplicación, Juan Vicente González, Andrés Bello, Razetti, Caracas y la Escuela Miguel Antonio Caro de Caracas.

Aquel 21 de noviembre en la sede de la Universidad Católica Andrés Bello “los estudiantes quemaron la Ley Electoral, que era fraudulenta, un ejemplar del diario El Heraldo, y un retrato de Pérez Jiménez” (3).

 

En ese contexto, considera el historiador Lionel Muñoz, “la manifestación estudiantil del 21 de noviembre significó el pronunciamiento del movimiento estudiantil en contra de la dictadura”. Una posición que, “se sumó a la del resto de los sectores de la vida nacional que se oponían a la dictadura, y fue una manifestación importante previa a los acontecimientos del 23 de enero de 1958”.

 

La gran revuelta estudiantil del 21 de noviembre de 1957, escribe Alberto Navas, Cronista de la UCV, “llevó a la dictadura a realizar un allanamiento policial, con la Seguridad Nacional y Policía de Caracas, a la ciudad Universitaria de Caracas el 25 de ese mismo mes, con un saldo grande de estudiantes detenidos” (4).

 

El dictador lo sabrá más tarde, pero esta protesta estudiantil iniciada en la UCV, y que dará origen a la celebración del Día del Estudiante Universitario, será uno de los desencadenantes de los eventos que condujeron al 23 de enero de 1958.

1. Diccionario de Historia de Venezuela. En: https://bibliofep.fundacionempresaspolar.org/dhv/entradas/j/junta-militar-de-gobierno/.

 

2. MÁRQUEZ RODRÍGUEZ A. 2007. Autonomía Universitaria. Clase Magistral. En: http://saber.ucv.ve/bitstream/10872/4235/1/clase%20magistral%20autonomia.pdf. P. 6

 

3.  ¡Feliz día del Estudiante Universitario! En: http://www.ula.ve/humanidades-educacion/en/81–pagina-principal-articulo-1/pagina-principal/568-diadelestudiante

 

4. NAVAS A. 2023. Los rectores de la UCV durante la dictadura del Gral. Pérez Jiménez. En: https://www.eluniversal.com/el-universal/157529/los-rectores-de-la-ucv-durante-la-dictadura-del-gral-perez-jimenez.

Gobierno Bolivariano

Contacto

Scroll al inicio