Comision presidencial ucv
Historia 13

La renovación

“En 1969 estalló en la UCV un amplio movimiento de reforma, conocido con el nombre de Renovación Académica. Este movimiento alcanzó niveles muy radicales, especialmente en ciertas facultades y escuelas, tanto que alarmó, no sólo al gobierno, presidido por el Dr. Rafael Caldera, y a su partido COPEI, sino también al partido Acción Democrática, que estaba en la oposición, pero tenía una fuerza decisiva en el Congreso Nacional” (1).

 

Este movimiento universitario motiva que el gobierno decida intervenir ocupando militarmente a la Ciudad Universitaria, “previamente a ello, los partidos COPEI y Acción Democrática se coludieron para realizar en el Congreso una urgente reforma de la Ley de Universidades, promulgada el 8 de septiembre de 1970.

 

La del 70 reformó la ley de 1958, y aunque mantuvo el sistema autonómico, dejó abiertas varias rendijas para consolidar la injerencia del Gobierno en la vida de las universidades nacionales.

 

“Al amparo de la ley reformada se destituyó a las autoridades, encabezadas por el rector Dr. Jesús María Bianco, y se designó autoridades interinas, bajo la rectoría del ingeniero Oswaldo De Sola (…) tampoco las autoridades interinas pudieron asegurar la normalización de la UCV” (2).

Razón de fondo

El movimiento de Renovación Universitaria, liderado por el Rector Bianco tendrá diversas expresiones en las Facultades, Escuelas y Universidades del país. Pero, básicamente, era un proceso que buscaba “transformar las estructuras académicas-docentes, curriculares, régimen de estudio y funcionamiento de las universidades, consideradas por distintos movimientos de izquierda, distintos al PCV y al MIR, críticos y contestatarios, como obsoletas, burocráticas, sumergidas al sistema y a la sociedad capitalista en sus intereses y funcionalidad” (3).

 

Cada Facultad y cada Escuela de la UCV participó del proceso, pensando desde su particularidad. Por ejemplo, en la Escuela de Historia se propusieron adecuar el pensum que ya tenía una década de vigencia.

 

“Las jornadas de discusión, con una gran participación de estudiantes y profesores, en medio de una atmósfera de intenso intercambio de ideas, tuvieron como resultado la aprobación de un nuevo pensum que intentaba ser expresión de una concepción actualizada de los estudios históricos. Esa nueva concepción quedaba resumida en la reformulación del objetivo de los estudios que debía ser, según la expresión acogida, la de formar un ‘científico social integral’” (4).

Desde adentro

Para 1969, Carlos Torres, hoy profesor activo de la escuela de Economía de la UCV, era estudiante, recuerda que la renovación se dirigía a erradicar “trabas burocráticas de una estructura y prácticas heredadas de la dictadura”.

 

La realidad social del país de entonces creó en la UCV “una presión que encontró en el proceso interno de renovación universitaria una válvula de escape, alentados por la influencia de los famosos sucesos del ‘mayo francés de 1969’”, apunta el profesor Torres.

 

En la universidad venezolana, continúa, la discusión sobre la función social de la universidad, su aporte a la sociedad, sus métodos de enseñanza-aprendizaje, su funcionamiento interno, la relación alumno-docente, la participación estudiantil y la labor docente.

 

“Este debate, en el fondo, constituyó una subversión interna, de acaloradas y sustanciosas discusiones que amenazaban con incentivar luego, niveles más elevados de participación colectiva en la orientación y conducción de los procesos internos. En la misma medida se perfilaba la creación de un nuevo funcionamiento institucional, en un escenario de remozamiento y adecuación de las nuevas estructuras, en un ambiente creativo y ciertamente renovador. Y todo ello de forma pacífica”.

La intervención

El gobierno nacional toma nota de lo que ocurre en la UCV. Las discusiones alrededor de la renovación repercuten más allá de la Ciudad Universitaria.

 

“La respuesta del poder ante la crisis de la educación superior, evidenciada en la renovación, se traduce en la aprobación de una reforma a la Ley de Universidades de 1958, que contó con el visto bueno de las bancadas mayoritarias de AD y Copei. Así aparece en escena el Consejo Nacional de Universidades Provisorio (CNUP) y se inició una confrontación directa contra el ‘Rector de la Autonomía’, Jesús María Bianco” (5).

 

El Rector Bianco comparece el 02 de febrero de 1979 ante la comisión parlamentaria a la que se encarga reformar la ley de universidades de 1958, para expresar su rechazo al proyecto que más tarde será ley.

 

Allí expresa el rector que “no se trata de una reforma académica, inspirada en fines de perfeccionamiento institucional, sino de una acción política centrada en objetivos de retaliación y control de la vida universitaria. En la fase previa (…) se procedió sin recurrir a ningún tipo de consulta adecuada y pública a fuentes universitarias; posteriormente, ya el proyecto en poder de la cámara, se ha llamado a personalidades ligadas al quehacer universitario para solicitarle su opinión: de esa manera se pueden obtener sus pareceres en favor o en contra, pero difícilmente es posible producir una discusión real de las cuestiones de fondo que entrañaría un verdadero propósito reformador, ni mucho menos lograr una sincera comprensión de las complejidades estructurales de la educación superior” (6).

Posteriormente, el 25 de octubre de 1970, apunta la profesora Judith Valencia, comienza la ocupación militar de la UCV.

 

“El allanamiento Caldera se justifica con el pretexto de que en la UCV hay violencia. De allí la ocupación total con unos 2 mil hombres, cien vehículos del Ejército, unidades de Infantería de Marina, Cuerpo de Cazadores, tanques M-8, Policía Metropolitana, policía política, PTJ, vigilantes de tránsito. Una vez tomada la UCV por la ‘Operación Kanguro’, se procede a perseguir a la cabeza del poder constituido universitario responsable de promover la renovación universitaria” (7).

 

Algo similar se registra en la Universidad de Los Andes (ULA). La renovación sería cercenada a sangre y fuego.

1. Márquez A. 2007. “Autonomía universitaria” Clase magistral. Caracas. UCV. En:

http://saber.ucv.ve/bitstream/10872/4235/1/clase%20magistral%20autonomia.pdf

 

2. Íbidem.

 

3. 1987. Boletín del Archivo Histórico Homenaje al Dr. Jesús Ma. Bianco en el X aniversario de su muerte. Ediciones de la Secretaría de la UCV. Caracas. Tomo II, pp. 39-40-41-42 a 50. Tomado de: Reseña Histórica. Escuela de Historia UCV. En: http://www.ucv.ve/organizacion/facultades/facultad-de-humanidades-y-educacion/escuelas/historia/acerca-de-la-escuela/resena-historica.html

 

4. MANIGLIA T, CARVAJAL I. 2011. Cronología de una implosión La década final de la IV República, 2da Edición.Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información. Dirección de Comunicaciones Presidenciales. Caracas. P. 26.

 

5.“Documentos sobre la Reforma universitaria”. Tomo I. Publicaciones del Congreso de la República. Caracas 1970. P 143

 

6. BLANCO MUÑÓZ A. “La UCV está perseguida por los poderes”. 18/4/2001. En http://www.analitica.com/va/sociedad educacion/5928983.asp. Citado por:MANIGLIA T, CARVAJAL I. 2011. Cronología de una implosión La década final de la IV República, 2da Edición.Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información. Dirección de Comunicaciones Presidenciales. Caracas. P. 26.

Gobierno Bolivariano

Contacto

Scroll al inicio