Comision presidencial ucv

Finaliza restauración del mural «La Ascensión» en el Instituto Anatomopatológico

Después de casi tres meses de intervención, se culminaron los trabajos de restauración del mural «La Ascensión», de Francisco Narváez, situado en la capilla Santa Bertila del Instituto Anatomopatológico de la Universidad Central de Venezuela.

Como parte de la rehabilitación de las obras de arte que desarrolla la Comisión Presidencial para la Recuperación de la UCV en la Ciudad Universitaria, la restauradora Alba Lucía Guerrero se encargó de la ejecución de los trabajos en la pintura mural al fresco realizada en 1950 por el artista plástico venezolano durante la construcción de la obra arquitectónica de Carlos Raúl Villanueva.

Guerrero explicó que el mural no estaba sumamente deteriorado, pero requería un trabajo de restauración-conservación, especialmente, en la parte inferior porque presentaba un escurrimiento debido a las acciones químicas de solventes utilizados en la limpieza del espacio y por la humedad.

Para poder iniciar con las labores, la especialista precisó que, siguiendo los pasos implementados para la conservación-restauración de las obras de arte establecidos por la Unesco, el arquitecto restaurador Pablo Vallini levantó el diagnóstico de los problemas de la pared, del enlucido y de la capa pictórica del mural, el cual presentaba una grieta en la parte central.

También realizaron el análisis de laboratorio del estudio de microscopia electrónica de los pigmentos y parte del enlucido. Luego un arquitecto fotógrafo hizo la fotogrametría, dividiendo en 100 retículas los 33,54 metros cuadrados del mural para determinar los faltantes, escurrimientos, manchas y otros deterioros que presentaba la obra.

Una vez culminado el diagnóstico, Guerrero indicó que comenzó con la limpieza del mural con agua desionizada, cumpliendo las recomendaciones del estudio químico, y, posteriormente, selló los huecos y grietas con materiales adecuados como: pasta con cemento blanco, carbonato de calcio y cola blanca.

Luego del resaneado y guiándose por el boceto del mural, la restauradora con acuarela, gouaches y lápices acuarelados procedió a colocar el color en las zonas de los faltantes. Finalmente, realizó el barnizado para proteger la pintura.

“Estoy feliz de haber restaurado el mural porque es una pieza tan linda y especial, lo ideal es que se sigan conservando. Trabajamos para prolongar la vida de las obras con el tiempo”, destacó Guerrero mientras mostraba su trabajo culminado en el mural «La Ascensión», una de las 11 obras de Narváez que conforman la Síntesis de las Artes Mayores de la Ciudad Universitaria de Caracas.

Gobierno Bolivariano

Contacto

Scroll al inicio