Comision presidencial ucv

De POR QUÉ debemos proteger y cuidar la Ciudad Universitaria de Caracas, Patrimonio de la Humanidad

La Ciudad Universitaria de Caracas (CUC), obra del arquitecto venezolano Carlos Raúl Villanueva y un equipo de colaboradores, se comenzó a construir a principio de los años 40 en los terrenos de la histórica Hacienda Ibarra.

 

Hoy es un espacio de gran valor histórico y artístico no solo para Venezuela, sino para el mundo, la muestra palpable de una época, la prueba del gran paso hacia la modernidad.

 

Durante 20 años, se construyeron los 89 edificios que tiene actualmente el principal campus de estudio de la Universidad Central de Venezuela (UCV), espacios de estudio que albergan nueve facultades y diversas dependencias administrativas y de investigación, servicios culturales, deportivos y hospitalarios.

 

Con los más variados y atrevidos diseños arquitectónicos, la Ciudad Universitaria de Caracas se erige no solo para el bienestar de la comunidad estudiantil, sino también para los usuarios y visitantes regulares que convoca la Universidad Central de Venezuela, primer centro de estudios profesionales del país.

 

Patrimonio Nacional y Mundial

La construcción de la Ciudad Universitaria de Caracas es una de las obras más emblemáticas de la arquitectura moderna en Venezuela. Llevada a cabo por el arquitecto Carlos Raúl Villanueva, a petición del entonces presidente de Venezuela, el Gral. Marcos Pérez Jiménez, esta obra fue concebida como un espacio para la educación, la investigación, la interacción social y el arte.

 

Declarada Monumento Histórico Nacional desde 1993, la Ciudad Universitaria de Caracas hoy manifiesta la vanguardia tecnológica existente para la época y le da el carácter de testimonio de la historia de las estructuras ingenieriles, gracias al uso que se le dio al concreto armado que, junto a su éxito climático, es otra característica relevante del conjunto al brindar en todos sus rincones, protección del sol y la lluvia propia del trópico.

 

Este conjunto se perfecciona con la integración de la Síntesis de las Artes, obras de gran formato y armónicamente integradas a las distintas edificaciones y espacios del campus universitario, hoy convertidos en símbolos universitarios, realizadas por una generación de artistas jóvenes venezolanos, junto a reconocidos artistas internacionales, convocados por el maestro Villanueva.

En el año 2000, la CUC fue nombrada Patrimonio de la Humanidad y de acuerdo a lo establecido en la Convención de la Organización de las Naciones Unidades para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

 

Ante esto, Octavio Sisco Ricciardi, miembro asesor de la Subcomisión de Infraestructura de la Comisión Presidencial, destaca que “en el caso venezolano es el Estado, por intermedio del Instituto del Patrimonio Cultural (IPC) y el Ministerio del Poder Popular para la Cultura, el responsable de la tutela del patrimonio cultural de la Ciudad Universitaria y quienes velan por su resguardo”.

 

Subraya el abogado, especialista en los derechos Administrativo y Propiedad Intelectual, que cuando se aprobó la inscripción de la Ciudad Universitaria de Caracas en la Lista de Patrimonio Mundial, se aprobaron dos criterios:

Criterio I: Representar una obra de arte del genio creador humano

 

La Ciudad Universitaria de Caracas es una obra maestra de planeamiento moderno, arquitectura y arte, creada por el arquitecto venezolano Carlos Raúl Villanueva y un grupo de distinguidos artistas vanguardistas.

  

Criterio IV : Ser un ejemplo eminentemente de un tipo de construcción o de un conjunto arquitectónico o tecnológico o de paisaje que ilustre uno o más períodos significativos de la historia humana”)

 

La Ciudad Universitaria de Caracas es un ejemplo excelente de la realización coherente de los ideales urbanos, arquitectónicos, y artísticos del siglo XX. Constituye una interpretación ingeniosa de los conceptos y espacios de tradiciones coloniales y un ejemplo de solución de apertura y ventilación, apropiado para su entorno tropical.

Su Valor Universal Excepcional (VUE), radica entonces en la importancia cultural y/o natural tan extraordinaria, que trasciende las fronteras nacionales y cobra importancia para las generaciones presentes y venideras de toda la humanidad. Por lo tanto, la protección permanente de este patrimonio es de vital importancia la nación y toda la comunidad internacional.

 

La Ciudad Universitaria de Caracas es un orgullo para Venezuela y un ejemplo de la importancia que se le da a la educación y la cultura en el país, además, es un legado del maestro Villanueva y todo su equipo, que ha trascendido en el tiempo y que seguirá siendo un referente de la arquitectura moderna latinoamericana.

Gobierno Bolivariano

Contacto

Scroll al inicio