Comision presidencial ucv
Ciudad Universitaria de Caracas

Ciudad Universitaria: una galería Síntesis de las Artes Mayores

Cuando el arquitecto de la modernidad caraqueña, Carlos Raúl Villanueva, pensó la Ciudad Universitaria, no la concibió como un proyecto meramente arquitectónico, estableció a la vez un microcosmo. Una bisagra donde convive lo artístico y lo utilitario para dar paso a la vida, el trabajo y la contemplación. Una simbiosis entre la arquitectura y el arte, entre la ciencia del diseño y lo estético-poético.

 

En este deambular entre estética y poética, Villanueva al tiempo que daba forma a su creación (la Ciudad Universitaria), se valió de un sueño: lleno de imagen, textura, luz y sonido. A esta reverberación de elementos los llamó: La Síntesis de las Artes Mayores.

 

Para este sueño y su interpretación, Villanueva convocó a diez artistas internacionales y 15 noveles artistas venezolanos, quienes recibiendo la orientación supieron materializar con fidelidad el sueño del maestro. Ceñidas de esplendor y admiración, estos artistas dieron vida a 108 obras que dieron al microcosmo, una carga de exclusividad y autenticidad.

 

Los asesores de la Subcomisión de Infraestructura explican que este trabajo de restauración trata de materializar y cristalizar un anhelo de arquitectos y artistas del Siglo XX:  “La Síntesis de las Artes Mayores y su proceso creativo… un novedoso planteamiento artístico que determinará la plástica nacional, con una repercusión internacional. (en tal sentido) El objetivo principal de la intervención viene dado para la protección consecuente de la conservación, gestión, restauración y control de esta importante colección”.

 

 

¿Una galería de arte dentro de un campus o viceversa?

 

Valdría la pena preguntarse sí La Síntesis de las Artes Mayores ¿se trata de 108 creaciones artísticas dentro de un espacio académico? o ¿se trata de un campus universitario dentro de una galería de arte? En ese sentido, el arquitecto y artista plástico, Eduardo Gil nos responde: “Villanueva concibió la Ciudad Universitaria como un espacio donde coexistiría el arte y la arquitectura. Él mismo hizo la curaduría”.

 

El artista comenta que, con La síntesis de las Artes Mayores, se genera la primera colección de arte moderno en el país, haciendo de este campus, un espacio cargado de autenticidad y universalidad.  Conformándose así, un patrimonio propio, exclusivo ucevista y venezolanista, con sentido soberano, pero a la vez universal, hasta convertirse en Patrimonio Cultural de la Humanidad (UNESCO, 2000).

 

Eduardo Gil explicó que estas 108 obras de arte comprenden dentro de su tipología: La acústica, 1 obra; elementos plásticos, 2 obras; escultura, 14 obras; cinética, 1 obra; murales, 78 obras; relieves, 7 obras; 1 retrato y 4 vitrales. Que datan de 1950 a 1957 aproximadamente.  


36 obras priorizadas. 
A fin de preservar esta importante colección, la Comisión Presidencial para la Recuperación de la Universidad Central de Venezuela inició un plan de rehabilitación que tiene como objetivo la intervención de las piezas artísticas para la conservación, gestión y restauración de cada una de ellas en tres etapas o fases.

 

La metodología aplicada para la restauración de las obras de arte cuenta con procesos de diagnóstico que contempla: el estudio histórico para conocer el aspecto original de la pieza, los antecedentes para determinar las intervenciones que ha tenido la obra. “Las obras en sí serán restauradas por unos 20 especialistas nacionales en distintas áreas. Hemos ido escogiendo cada restaurador para una obra específica”, destacó el ingeniero Alfonso Olivares, miembro de la subcomisión de Infraestructura.

 

Obras en espacios intervenidos. Una primera etapa tiene que ver con la intervención de 36 obras ubicadas en los espacios ya rehabilitados por la comisión. “Se trata de trabajar no solo con la activación de los espacios sino de agregar las obras de arte para culminar los trabajos de manera integral”, aseveró Olivares. La segunda etapa tiene que ver con las manifestaciones artísticas ubicadas en los nuevos frentes a intervenir. Tal es el caso de la restauración del Mural de Mateo Manaure, ubicado en la Facultad de Ciencias que inició en enero. Y en una tercera etapa, se trata de acometer la restauración en obras que presentan mayor complejidad por haber sido dañadas, modificadas o que presentan deterioro severo.

 

Entre las 36 obras prioritarias se encuentran: Las Nubes del Aula Magna, de Calder; Vitral de la Biblioteca Central, de Léger; Pastor de Nubes, Jean Arp; Mural del Instituto Botánico de Wilfredo Lam; Bi-mural, Léger; Homenaje a Malevitch, Vasarely. De los artistas internacionales.

 

Entre los criollos, tenemos los murales cerámicos de Francisco Narváez, mural cerámico de Mateo Manaure y mural de ensamblaje de Alirio Oramas. Todos correspondientes a edificaciones ya intervenidas.

Las obras de arte y la arquitectura de la Ciudad Universitaria coexisten de una manera simbiótica. Representadas en cierta forma, en microcosmos vivenciales, contemplativos, pensados y ordenados que, a su vez, generan dudas e interrogantes, ¿es el arte parte del conjunto? O éste último, forma parte inexorable del arte.

Gobierno Bolivariano

Contacto

Scroll al inicio