Comision presidencial ucv

1827: Bolívar y los Estatutos Republicanos de la Universidad

 

Durante su última visita a Venezuela en 1827, el Libertador Simón Bolívar revolucionó a la Universidad de Caracas. Aunque la monarquía había sido derrotada en los campos de batalla años atrás, aún permanecía vigorosa en las aulas de clase; la iglesia católica mantenía sus privilegios intactos y el color de piel seguía considerándose un requisito esencial para estudiar una profesión.

 

Para el momento Bolívar es el líder indiscutido de la revolución independentista en América. Es el General en Jefe de un ejército popular de mujeres y hombres blancos, pardos, indígenas y afrodescendientes, que lucharon para liberar a seis naciones del imperio español. Es el creador de un proyecto geopolítico fundamentado en la soberanía nacional, la unión continental y la igualdad social. Y en este último principio de su doctrina, quizá el más relevante de todos, la educación tiene un papel estelar.

 

Es por esta razón que, pese a la convulsa situación política que atraviesa la gran República de Colombia, amenazada por los movimientos separatistas como el encabezado por el general José Antonio Páez el año anterior, durante los cinco meses de su estadía en Venezuela, el Libertador dedica buena parte de su tiempo a reestructurar los estudios universitarios del país y adecuarlos a los nuevos tiempos.

 

Asesorado por el eminente médico guaireño José María Vargas, en conmemoración del 6to aniversario de la victoria patriota en la batalla de Carabobo, el 24 de junio de 1827 Bolívar emite el decreto que establece los estatutos republicanos de la Universidad Central de Venezuela. En los 289 artículos, ordenados en 27 capítulos, se fijan los fundamentos modernos de esta casa de estudios y se derogan las arcaicas ordenanzas coloniales promulgadas por el rey Felipe V en 1727.

 

Entre los primeros cambios realizados destaca la designación de la máxima autoridad universitaria; una responsabilidad que tradicionalmente era ocupada por un miembro del clero. Para esta nueva etapa, resulta electo rector el doctor Vargas y con él inicia un proceso de adecuación de los contenidos, con un enfoque orientado a fortalecer el conocimiento matemático y la práctica científica, al igual que la gramática general, el derecho natural, la ética y los idiomas modernos. En este sentido, se estructuran las facultades y se definen cinco cursos principales: Filosofía, Medicina, Teología, Jurisprudencia y Literatura.

 

Por último, Bolívar procura que la universidad cuente con rentas propias y el Estado garantiza el financiamiento de esta institución. Igualmente se exime a los estudiantes del servicio militar y se establece un sistema de jubilaciones para los profesores. Este conjunto de reformas impulsadas por el Libertador y puestas en práctica por el doctor Vargas, llevan el proyecto político de la emancipación al terreno de la educación, siguiendo un principio enunciado por Bolívar, seis años atrás, en su célebre Discurso de Angostura: “Moral y luces son los polos de una República; moral y luces son nuestras primeras necesidades.”

Gobierno Bolivariano

Contacto

Scroll al inicio